COOKIES

Como nos indican, y de acuerdo a las leyes de la Unión Europea, avisamos que este blog usa cookies

CUATRO MÁRTIRES

CUATRO MÁRTIRES
PRESENTES SIEMPRE EN LA LUCHA POR LA LIBERTAD

Follow by Email

DIFUNDA ESTOS MENSAJES

REPRODUZCA ESTA INFORMACIÓN, HÁGALA CIRCULAR POR LOS MEDIOS A SU ALCANCE : A MÁQUINA, A MANO, ORALMENTE, POR INTERNET. IMPRIMA LAS NOTICIAS Y COMENTARIOS Y HÁGALOS LLEGAR A SUS AMIGOS. ROMPA EL CERCO DE LA DESINFORMACIÓN. NO ESPERE PARA ACTUAR. TODOS PODEMOS HACER ALGO PARA AYUDAR A QUE TERMINE LA DICTADURA COMUNISTA EN CUBA Y PARA EVITAR QUE HAYA MÁS DICTADURAS BOLCHES O FASCISTAS-GOLPISTAS

RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA

RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA
DESDE LA REPÚBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY, CADENA DE SOLIDARIDAD DE LOS URUGUAYOS QUE QUEREMOS AYUDAR A TERMINAR CON LA DICTADURA COMUNISTA EN CUBA. "LA CUESTIÓN ES SÓLO ENTRE LA LIBERTAD Y EL DESPOTISMO" JOSÉ ARTIGAS, JEFE DE LOS ORIENTALES.INTEGRAMOS EL COMITÉ URUGUAYO POR DEMOCRACIA PARA CUBA

miércoles, 7 de octubre de 2009

CIERRAN COMEDORES OBREROS EN CUBA



EDITORIAL]
Mitos y realidades
El sueño se desplomó. A partir del jueves 1º de octubre, el presidente cubano Raúl Castro empezó a cerrar los comedores obreros inaugurados en 1963. Se trata de un enorme operativo, porque en esos 24.700 locales del Estado almorzaban todos los días 3.500.000 trabajadores cubanos, es decir la tercera parte de la población de la isla. La medida fue inevitable, según fuentes oficiales de ese país, y debió adoptarse como parte de un riguroso plan de eliminación de subsidios, destinado a reducir en lo posible los 2.500 millones de dólares anuales que Cuba desembolsa para importar alimentos básicos, que son el 80% de todo lo que consume.
La noticia revela hasta que punto el sistema revolucionario cubano debe apearse de sus metas bajo la presión de una economía tambaleante, anulando medidas populares que en su momento fueron espectaculares y que 45 años después seguían representando una parte de los beneficios capaces de justificar al régimen, como la gratuidad de la enseñanza o la salud. El gran derrumbe del "socialismo real" en los países de Europa oriental a partir de 1989, fue un anuncio del fracaso de las economías planificadas, que desde entonces ha afectado igualmente a Cuba, con el agravante de que ese panorama tiene un trasfondo. Porque entre las explicaciones oficiales sobre el cierre de los comedores obreros, el gobierno de La Habana ha aludido al auge del mercado negro, hacia el que se deriva desde hace años una parte de las vituallas destinadas a esos establecimientos estatales.
Cuando se piensa en el cúmulo de dificultades con que tropiezan diariamente los cubanos -desde el transporte público hasta el abastecimiento de comida- sin esperanzas de que ese cuadro mejore y luego de haberlo soportado durante cinco décadas, lo que sorprende es que tales precariedades, sumadas a mecanismos represivos que son notorios y a quebrantos de planes sociales como el de los comedores, no consigan vencer el mito que envuelve al régimen de ese país, una aureola que contribuye a sublimarlo y que se convierte en gran parte de su sostén. El mito, como se sabe, es una entidad vaporosa que nubla la apreciación objetiva de la realidad, y cuando se aplica a cuestiones políticas -como la retórica revolucionaria de Cuba- está más emparentado con las ilusiones de la gente común que con los ideales enarbolados por un sistema intolerante.
No basta con tener acceso a la medicina o a la educación. También hace falta tener libertad para moverse y para pensar, luego de lo cual el hombre actúa en consecuencia, porque de otro modo el ciudadano se convierte en súbdito y la conducta personal pierde su autonomía y se transforma en obediencia. Sin embargo, a pesar de todo lo que pueda argumentarse sobre el sistema casi dinástico de Cuba -donde el poder no se hereda por aptitudes sino por lazos de sangre- el mito caribeño no se evapora. Según indica el diccionario, un mito "desfigura lo que realmente es una cosa y le da apariencia de ser más valiosa o más atractiva". Pero esa ficción consigue sobrevivir a las contradicciones de una forma de vida, al fracaso de una trayectoria (como en el caso tan emblemático del Che Guevara) o a la renuncia de grandes postulados, aunque se los invoque y después se los abandone. Cuando en materia política se alude al mito y se habla de contradicciones incapaces de derrotar a esa nube mitificadora, podría ponerse como ejemplo no sólo a los eméritos dirigentes cubanos, sino también a la ubicación ideológica, el pasado y el entorno del actual candidato de la izquierda uruguaya a las próximas elecciones.
Porque casi todos los compatriotas viejos son capaces de recordar el encono que existía hace cuatro décadas entre comunistas y tupamaros, es decir entre la altanería del núcleo más duro de la izquierda ortodoxa y el arrojo de unos guerrilleros en plena lucha armada, que embarraron la cancha. Ese enfrentamiento incluía severísimas calificaciones de un lado o del otro, que eran reveladoras de las insalvables discrepancias sobre dos métodos opuestos de aspirar al poder. Ahora resulta que un candidato presidencial tupamaro tiene a los comunistas como virtual guardia pretoriana, un acuerdo que permite agregar nuevas sorpresas a la mitología. Habría que tener muy mala memoria para no asombrarse, o en todo caso para no morirse de risa.
El País Digital

1 comentario:

Raquel YG-I dijo...

Ya lo había oído el otro día de hecho, Escribimos en la página al respecto. Ya no sé que más van a robarle al pueblo y trabajadores cubanos, menuda mierda!. Os dejo el link del artículo en cuestión y pondré el de El País. Abrazos!

http://frentelibertadtotalcuba-espana.blogspot.com/2009/10/jama-jama-jama-para-los-trabajadores.html