COOKIES

Como nos indican, y de acuerdo a las leyes de la Unión Europea, avisamos que este blog usa cookies

CUATRO MÁRTIRES

CUATRO MÁRTIRES
PRESENTES SIEMPRE EN LA LUCHA POR LA LIBERTAD

Follow by Email

DIFUNDA ESTOS MENSAJES

REPRODUZCA ESTA INFORMACIÓN, HÁGALA CIRCULAR POR LOS MEDIOS A SU ALCANCE : A MÁQUINA, A MANO, ORALMENTE, POR INTERNET. IMPRIMA LAS NOTICIAS Y COMENTARIOS Y HÁGALOS LLEGAR A SUS AMIGOS. ROMPA EL CERCO DE LA DESINFORMACIÓN. NO ESPERE PARA ACTUAR. TODOS PODEMOS HACER ALGO PARA AYUDAR A QUE TERMINE LA DICTADURA COMUNISTA EN CUBA Y PARA EVITAR QUE HAYA MÁS DICTADURAS BOLCHES O FASCISTAS-GOLPISTAS

RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA

RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA
DESDE LA REPÚBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY, CADENA DE SOLIDARIDAD DE LOS URUGUAYOS QUE QUEREMOS AYUDAR A TERMINAR CON LA DICTADURA COMUNISTA EN CUBA. "LA CUESTIÓN ES SÓLO ENTRE LA LIBERTAD Y EL DESPOTISMO" JOSÉ ARTIGAS, JEFE DE LOS ORIENTALES.INTEGRAMOS EL COMITÉ URUGUAYO POR DEMOCRACIA PARA CUBA

sábado, 29 de mayo de 2010

MÉDICOS SIGUEN FUGÁNDOSE DE LA DICTADURA CASTRISTA



[EDITORIAL]
Médicos cubanos

Entre las diversas estrategias de la dictadura castrista para llevar adelante su propaganda y su sistema, una que se ha expandido por varios países latinoamericanos es la de las avanzadas médicas. Tal como ocurre hoy mismo en nuestro país, uno que le ha abierto las puertas, violentando las normas al permtírseles operar sin la debida reválida y sobre todo, sin necesidad. Porque en Uruguay el nivel de la oftalmología es elevado, más allá de sufrir en el área pública de unas carencias y falta de equipos que hacen imposible cumplir con la tarea eficazmente. Era totalmente prescindible todo ese operativo tan publicitado de los oftalmólogos cubanos, que llegaron para curar a los "pobres uruguayos", cuando bastaba con equipar debidamente a los departamentos de esa especialidad para que los médicos locales, pudieran actuar adecuadamente en su función. Ya fuera en los hospitales conocidos o en uno reacondicionado especialmente, como se hizo para con los cubanos.

Los médicos que van de Cuba a otro país, tienen que vivir dentro de un régimen cuartelario. De esa manera se da aquí en Montevideo y en cualquier otro destino, pero a pesar de ello, algunos logran escapar del yugo castrista. En Uruguay ya se produjo una fuga ( no es fácil) el año pasado y en Venezuela, se ha tenido noticia de que llevan huidos entre 1.500 y 2.000 galenos, de los 15.000 que han ido a trabajar en planes sociales, aunque estos datos se ocultan celosamente desde el poder. " Cuando algún médico se fuga, el gobierno inventa que fue trasladado a otro lugar, pero se nota que no es así, porque desaparecen de repente y no se sabe más de ellos", cuenta uno de los afiliados a la Sociedad de Medicina Bolivariana, a la que están adscriptos los pocos médicos venezolanos que participan en Barrio Adentro con los cubanos, claro que luego de pedir al periodista de El País de Madrid que lo entrevistaba, no ser identificado.

Se trata de un programa de salud primaria ideado en 2003 por Fidel Castro e implementado por Hugo Chávez, para levantar su popularidad cuando la oposición planeaba convocar a un referéndum revocatorio en su contra. Los isleños viven de a cuatro, en unos módulos de 30 mts. cuadrados, donde duermen, cocinan y comparten el baño. Pero el participar en esta actividad es para muchos su gran objetivo, porque piensan que puede ser la gran oportunidad. Se inscriben y esperan el tiempo que sea hasta ser convocados, en la ilusión de que un día podrán escaparse del "paraíso" castrista. Prefieren hacerlo vía Colombia, aun atravesando los Andes, a menudo desde una población venezolana llamada San Antonio del Táchira, antes que correr el peligro de ahogarse en el mar.

Estas patéticas historias son una demostración flagrante de la gran mentira cubana. Esa que curiosamente, se sigue vendiendo bien, a pesar de que a esta altura hay que ser muy ignorante para no saber que la revolución cubana fue malamente travestida, y lo que comenzó como una lucha contra la dictadura de Batista, en la que muchos pelearon y hasta perdieron su vida tras ese ideal, terminó siendo un triste paso de una dictadura a otra. A una tiranía marxista que lleva más de medio siglo de existencia y represión, de la que sólo se escapa huyendo. Sin embargo, ni las repetidas denuncias y reclamos por los presos de conciencia que desde hace años se pudren en las prisiones castristas; ni las heroicas huelgas de hambre de algunos, como Orlando Zapata Tamayo que murió por ello o la de Guillermo Fariñas que apenas sobrevive en un calvario que lleva meses, o los escapes que protagonizan gentes tan audaces como desesperadas, que se atreven a desafiar los peligros que encierran estas fugas, merecen que la izquierda vernácula se haga eco de lo que ocurre. Ni los políticos, ni las organizaciones supuestamente dedicadas a la defensa de los derechos humanos, levantan una voz, hacen una crítica, arman una manifestación.

Ni siquiera se avienen a hacer una condena pública en el Parlamento, como ocurrió cuando legisladores nacionalistas lo propusieron a raíz de la trágica muerte de Zapata. Una farsa que indigna.


El País Digital

¡LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS CUBANOS!RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA

DICTADURA COMUNISTA E IGLESIA CATÓLICA



REUNIÓN DE RAÚL Y LA IGLESIA CATÓLICA. UN ANÁLISIS
Jorge Hernández Fonseca
27 de Mayo de 2010



Las noticias asociadas a la negociación e Raúl Castro ‘en persona’, con el Cardenal Ortega y el Arzobispo Dionisio García, han tomado por sorpresa a la casi totalidad de la oposición política cubana, a partir del reconocimiento –implícito en la reunión-- de la existencia de una Institución cubana supuestamente representativa de los reclamos políticos en curso (huelga de hambre de Guillermo Fariñas y paseatas pacíficas --pero de protesta-- de las Damas de Blanco) todas insertadas en el diferendo político del pueblo cubano con la dictadura que lo oprime.

El hecho es muy relevante y merece ser abordado en las dos facetas que el mismo presenta, veamos:

En primer lugar, el reconocimiento por parte de la más alta cúpula gubernamental y partidista de la dictadura --que detenta por la fuerza el poder en Cuba-- de otra Institución cubana, que en la reunión bajo análisis representó los intereses de la oposición política a la dictadura (Raúl y la Iglesia reunidos --quedó claro-- hablaron de política interna cubana, no hablaron de problemas religiosos ni internacionales); esto representa el rompimiento del monopolio que hasta ahora clamaba tener el partido de la dictadura (comunista) sobre el pueblo cubano de la isla.

Este primer punto es muy importante, e independientemente de los resultados que vengan de mano de la negociación en curso, representa por sí solo un cambio de actitud en el plano político del gobierno de Raúl. Fidel Castro, por ejemplo, nunca hubiera hecho esta concesión, pero el pragmatismo de los generales de Raúl ha proyectado un camino para su futuro, donde es preferible negociar con una Institución religiosa, que tener que reconocer otros partidos.

En segundo lugar, es importante analizar el contexto donde Raúl decide negociar ‘sus’ presos políticos: por un lado, tiene al frente del gobierno norteamericano un hombre proclive a llegar un acuerdo de entendimiento EUA-Cuba, a corto y medio plazo. Esto es ideal para la continuidad de la dictadura en el poder, a partir del miedo norteamericano de un éxodo balsero de cubanos hacia la Florida, en caso que la isla se quedara sin el gobierno autoritario que Raúl implica.

Como parte del contexto bajo análisis, hay que decir que Raúl tiene 5 espías presos y condenados en EUA, que quisiera fueran liberados, a partir de una voluminosa campaña, lo que le daría un triunfo internacional a la dictadura cubana, con aquellos que califica como “antiterroristas”. En parte, la represión de la Primavera Negra que tiró de circulación a 75 disidentes pacíficos, se realizó para tener al menos 15 opositores presos por cada espía condenado en EUA, según ha trascendido de conversaciones privadas de los hermanos Castro, con vistas a tener “monedas de troca”. Adicionalmente, hay un norteamericano preso en la isla acusado de “espionaje”, que sería parte de una potencial negociación, hablada probablemente en la reunión de Raúl con la Iglesia católica cubana (fueron ¡4 horas!) que estamos analizando.

Otro punto de destaque en el contexto de la reunión es el desconocido estado de salud del dictador vitalicio Fidel Castro. Partiendo de la hipótesis de que es muy difícil imaginar esta reunión con el anciano dictador en sus cabales, existe la conjetura de que su estado de salud se ha deteriorado al extremo de hacerse irreversible. Si fuera este el caso, existe en Cuba una situación muy desfavorable para anuncios comprometedores con la salud del anciano dictador, básicamente por la muerte de Orando Zapata Tamayo en una huelga de hambre, seguida de las marchas continuas de las Damas de Blanco, en paralelo con la huelga de hambre de Guillermo Fariñas. Si Castro el viejo muere, no hay ambiente político como para dar la noticia.

De manera que, una buena parte de lo que sucede, con toda su carga de excepcionalidad, se debe a una estrategia de la dictadura cubana para asegurar su continuidad. Si esa continuidad implica cambios en la economía cubana –a los que el dictador mayor se ha negado repetidamente-- pudiéramos estar en la antesala del anuncio de la muerte de Fidel Castro. Esto sólo sucedería después que el panorama actual se despeje, varios presos sean liberados enviándolos (o no) a España (bajando así la presión de las Damas de Blanco) cambiados (o no) por los 5 espías presos en EUA, calmando de esa manera la opinión pública internacional; Fariñas abandonaría su huelga de hambre y se realizarían algunas concesiones económicas.

En todo este gran telón de fondo emergen dos aspectos relevantes: la salud del anciano dictador (cuya muerte crearía un peligroso e impredecible estado de convulsión en la isla), anuncio que los generales de Raúl están preparado con esmero; y las negociaciones EUA-dictadura para definir un estatus de convivencia menos hostil entre ambas partes, que garantice cierta estabilidad social mínima dentro de Cuba, desde la óptica raulista, y para evitar el tan temido éxodo balsero, desde la óptica norteamericana. Este es el futuro probable.

En estos aspectos relevantes, los presos de ambas partes y la iglesia católica cubana serían usados como monedas de cambio detrás de los objetivos reales --no visibles ahora-- asociados a intereses mayores, como tampoco tendría cabida la democratización de Cuba a corto plazo.

Si la línea de razonamientos anteriores tiene en el futuro algún grado de confirmación, pudiera afirmarse que Raúl prepara con estos movimientos la etapa post Fidel, en la seguridad de que cuando el anciano caudillo desaparezca del mapa político cubano, habrá maneras de entenderse con su vecino del norte, iniciando una nueva etapa en sus relaciones tanto externas como internas. Además, así no tendría necesidad de oficializar ninguna organización política interna fuera del partido comunista, para lo que usaría la Iglesia católica, a la que se acerca.

Todo lo sucedido parece encajarse en una estrategia a medio plazo de Raúl y sus generales, con vistas a dar una continuidad a su dictadura comunista, centrando la atención nacional e internacional en aspectos para los que se han preparado largamente (intercambio de presos, renuncia a algunas arbitrariedades, apertura económica) que serán adecuadamente “vendidos” como “cambios”, bendecidos internamente por la Iglesia católica, que conseguiría algunos accesos adicionales, y por el vecino del norte, siempre que haya garantías de control del éxodo.

Es muy probable que esta sucesión implique mejoras en lo económico (modelo chino en la economía), pero la democracia política, que es lo esperado por el exilio y la disidencia, no está contemplado en los planes raulistas actuales con el proceso de sucesión ya en marcha y tendrá que aguardar nuevos desdoblamientos perspectivos de la situación interna (asociados quizá a la muerte de Raúl) que si bien ahora no es la ideal desde el punto de vista de los generales de Raúl, todavía no constituye ningún peligro para el poder dictatorial actual, casi absoluto.


Artículos de este autor pueden ser consultados en http://www.cubalibredigital.com


¡LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS CUBANOS!RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA

sábado, 22 de mayo de 2010

¡SALUD COMPAÑEROS LEGISLADORES NACIONAL Y DEPARTAMENTAL!



UN DIPUTADO Y UN EDIL

Terminadas las elecciones nacionales y municipales en Uruguay, ya sabemos quienes son los diputados y senadores que cubrirán las bancas de ambas ramas del parlamento, y quienes son los legisladores departamentales (ediles) que harán lo propio en las Juntas Departamentales.
Con alegría decimos que nuestro COMITÉ URUGUAYO POR LA DEMOCRACIA EN CUBA cuenta en sus filas con el diputado Martin Elgue y el edil de Montevideo Ernesto “Quique” Arezo, ambos del Partido Nacional que estuvieron presentes en la Plaza Libertad el sábado 10 de abril de este año, cuando el comité reclamó libertad y respeto de los DDHH en Cuba.
FOTO 1 : "QUIQUE" AREZO, CON GORRA BLANCA, EN LA PLAZA
FOTO 2 : MARTIN ELGUE HABLANDO DE LO QUE OCURRE EN CUBA

¡LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS CUBANOS!RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA