COOKIES

Como nos indican, y de acuerdo a las leyes de la Unión Europea, avisamos que este blog usa cookies

CUATRO MÁRTIRES

CUATRO MÁRTIRES
PRESENTES SIEMPRE EN LA LUCHA POR LA LIBERTAD

Follow by Email

DIFUNDA ESTOS MENSAJES

REPRODUZCA ESTA INFORMACIÓN, HÁGALA CIRCULAR POR LOS MEDIOS A SU ALCANCE : A MÁQUINA, A MANO, ORALMENTE, POR INTERNET. IMPRIMA LAS NOTICIAS Y COMENTARIOS Y HÁGALOS LLEGAR A SUS AMIGOS. ROMPA EL CERCO DE LA DESINFORMACIÓN. NO ESPERE PARA ACTUAR. TODOS PODEMOS HACER ALGO PARA AYUDAR A QUE TERMINE LA DICTADURA COMUNISTA EN CUBA Y PARA EVITAR QUE HAYA MÁS DICTADURAS BOLCHES O FASCISTAS-GOLPISTAS

RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA

RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA
DESDE LA REPÚBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY, CADENA DE SOLIDARIDAD DE LOS URUGUAYOS QUE QUEREMOS AYUDAR A TERMINAR CON LA DICTADURA COMUNISTA EN CUBA. "LA CUESTIÓN ES SÓLO ENTRE LA LIBERTAD Y EL DESPOTISMO" JOSÉ ARTIGAS, JEFE DE LOS ORIENTALES.INTEGRAMOS EL COMITÉ URUGUAYO POR DEMOCRACIA PARA CUBA

miércoles, 31 de marzo de 2010

EX-GUERRILLERO TUPAMARO NO CALLA ANTE LA MUERTE DE ZAPATA





Quien calla, otorga

Al poco tiempo de finalizada la segunda guerra mundial, Albert Camus recibió información de un ciudadano ruso exiliado en París sobre las persecuciones realizadas por Stalin contra camaradas que comenzaban a disentir. En el mejor de los casos, eran condenados a trabajos forzados en campo de concentración en Siberia, pero muchos eran ejecutados lisa y llanamente. Camus trasladó estas denuncias a Jean Paul Sartre, su amigo y compañero de andanzas en aquéllos tiempos. El fundador del existencialismo no dudó de las fuentes de Camus, pero, pese a su aversión manifiesta hacia el estalinismo, aconsejó a su amigo no hacer pública esa información para no hacerle el juego a la derecha. Sartre era partidario de esperar un momento más oportuno para denunciar esas barbaridades.
Pasan los años y la naturaleza de estos hechos se vuelve a repetir una y otra vez en distintos puntos del planeta y en países regidos por sistemas autoritarios (y otros no tanto) de la más variada procedencia. Basta con repasar los “comunicados oficiales” desmintiendo las atrocidades denunciadas por las organizaciones de derechos humanos o por la oposición del régimen de turno, para ver la estrecha similitud en la redacción y en los conceptos; a tal punto, que si uno quita el origen de un cable de noticias y se lo da a leer a una persona precavida y suspicaz, no podrá discernir si ese texto proviene de Chechenia o de Pakistán, de Birmania o de China, de Venezuela o de Cuba, de Níger o de Burkina Faso. Y en caso de recurrir a documentos históricos sin mostrar el origen de los hechos que se describen (masacres, torturas, persecuciones y cárceles), tampoco el lector podría saber si se refiere al régimen de Pinochet o del Goyo Alvarez, a la dictadura de Vidiela o al régimen de Fidel.
Cuando prima la intolerancia al grado de que quien piensa distinto es un enemigo (o el diablo, o un agente de la CIA) estamos condenados a transitar por caminos abyectos. Y si seguimos callados para no hacerle el juego al “otro” retrocedemos inevitablemente hacia los rincones más oscuros de la humanidad como especie.
Todas estas reflexiones estallaron en mi cerebro cuando camino al trabajo escuché las declaraciones de la madre de Orlando Zapata Tamayo, quien acababa de morir en un hospital cubano luego de 85 días de huelga de hambre.
Confieso que hasta entonces no tenía idea de quién era Zapata Tamayo, pero me bastó encender el computador al llegar a mi oficina y recorrer la prensa mundial en internet (incluido el Granma), para tener todas las versiones acerca de este disidente cubano que se rebeló ante sus carceleros como en otros tiempos lo hicimos los que sufrimos reclusión en el Uruguay durante los los oscuros tiempos de la dictadura.
Oír las declaraciones de Reyna Luisa Tamayo Danger, madre de Orlando Zapata, me retrotrajo inevitablemente a las denuncias que hacían nuestros familiares ante las organizaciones de derechos humanos cuando lo militares perseguían y torturaban a cuanto ciudadano conspirara contra el régimen. Y oír las explicaciones del presidente Raúl Castro sobre la muerte de este disidente, me trajo a la memoria, aunque con distinto signo, la palabras del inefable general Rapela en cadena de radio y televisión, pocas horas antes del plebiscito de 1980, cuando vio venir la derrota del proyecto de reforma constitucional de la dictadura. Nuestros “gorilas” le echaban la culpa siempre a la subversión y al marxismo internacional. El gobierno cubano martilla constantemente sobre el mismo cuco: el imperialismo yanqui y su bloqueo a la isla.
A esta altura de mi vida y con los 13 años de dura cárcel a mis espaldas, me indigna profundamente la muerte de Orlando Zapata Tamayo como en su momento me indignó la muerte de Vladimir Roslik y la de mis compañeros en el Penal de Libertad. No quiero permanecer callado ante estas inequidades. Más acá de mis simpatías por la revolución cubana y de sus logros en los planos de la salud y de la educación, no puedo dejar de discrepar con la ceguera ideológica que siguen mostrando sus gobernantes a casi veinte años del fin de la guerra fría. Flaco favor le están haciendo a su pueblo y a todos los que creemos en la solidaridad, en la justicia, en la libertad y en la tolerancia.
Independientemente de las versiones oficiales y de los argumentos de los disidentes, nada puede justificar la muerte de este cubano, aunque algunos lo tachen de “gusano” y otros de “héroe de la libertad”. Esta muerte es tan condenable como las atrocidades que cometen los gringos con los presos en Guantánamo.
Y en este caso, además, una mano no lava la otra: las dos están sucias de sangre y de muerte.
En mi opinión, hace años que llegó el momento de no permanecer en silencio. Hay que desterrar para siempre el argumento de no hacerle el juego a la derecha. No es válido. Callarse es hacerse cómplice de los errores, de los dogmas y de las taras que necesariamente generan la falta de libertad, la burocracia y el fanatismo.
La crítica, en última instancia, sigue siendo una herramienta liberadora. La obsecuencia, por el contrario, solo alimenta a la vanidad de los hombre y a la tiranía de los gobiernos.

NOTA DE MARCELO ESTEFANELL, EX –GUERRILLERO TUPAMARO, EN 180.com.uy

¡LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS CUBANOS!
RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA

domingo, 21 de marzo de 2010

EL CANTANTE PABLO MILANÉS CRITICA AL RÉGIMEN CASTRISTA



GUITARRA CRÍTICA

¿Por qué usted habla más que su pueblo?
- Un poquito más, sí. A los pueblos hay que darles oportunidad de que hablen. Yo tengo el privilegio de tener más información que mi pueblo.
¿De qué callada manera hablan los cubanos?
- Los cubanos hablan a través del choteo. El choteo nos salva de la amargura.
¿Qué huelga merece Castro si Fariñas muere de hambre?
- Hay que condenar desde el punto de vista humano. Esas cosas no se hacen. Las ideas se discuten y se combaten, no se encarcelan.
¿Qué han hecho los revolucionarios con la Revolución?
- Quedarse en el tiempo. Y la Historia debe avanzar con ideas y hombres nuevos. Se han convertido en reaccionarios de sus propias ideas. Por eso he dicho que hace falta otra revolución, porque tenemos manchitas. El sol enorme que nació en el 59 se ha ido llenando de manchas en la medida en que se va poniendo viejo.

http://www.elmundo.es/america/2010/03/13/cuba/1268442243.html


¡LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS CUBANOS!
RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA

MONTEVIDEO PORTAL ENTREVISTA A DOS MIEMBROS DE LA RESISTENCIA DEMOCRÁTICA CUBANA











Entrevista a disidentes cubanos
Caribe sin sol


20.03.2010 00:00

A siete años de la llamada “primavera negra” el gobierno cubano aumenta la represión contra los disidentes. La muerte en huelga de hambre del joven Orlando Zapata y la represión contra las “damas de blanco”, marcan un giro violento del régimen de Castro, que tiene el repudio internacional de sus opositores y carece del apoyo explicito de los países progresistas. Montevideo Portal habló con Reina Tamayo, madre de Zapata y con Guillermo Fariñas, quien está en huelga de hambre en un hospital de Santa Clara.

La muerte de Orlando Zapata, el pasado 23 de febrero, reavivó los ánimos de los disidentes cubanos, que redoblaron sus fuerzas desde las diarias manifestaciones de las Damas de Blanco, al cumplirse siete años de la “primavera negra”, cuando fueron detenidos y condenados unos 75 disidentes. Zapata murió tras 86 días de huelga de hambre, siendo el primero en fallecer en un acto de protesta de este tipo, tras la muerte de Pedro Luis Boitel en 1972.
El hecho produjo el rechazo de buena parte de la comunidad internacional y la omisión de los estados que reconocen y respetan al régimen cubano. En los últimos dos días de manifestación, las Damas de Blanco fueron agredidas y trasladas del lugar de concentración. Reconocidas figuras de izquierda, como el músico Pablo Milanés, expresaron su repudio a la actual represión cubana.
También la Unión Europea condenó en las últimas horas a cesar la represión contra el grupo y reclamó la libertad de los presos políticos: ”Insto al Gobierno cubano a detener el hostigamiento a la gente que protesta pidiendo libertad. Les recordamos que tienen que excarcelar inmediatamente a todos los prisioneros políticos”, afirmó el presidente del Parlamento europeo, el polaco Jerzy Buzek que calificó la represión contra las Damas de Blanco como un hecho “vergonzoso e inaceptable”.
En la Comisión de Asuntos Internacionales del Senado uruguayo fue rechazada la posibilidad de expresarse en repudio de esa represión, debido a que el partido de gobierno allí representado considerado prudente “no participar del circo”.
Reina Luis Tamayo, Camagüey
MADRE CORAJE

Reina Luis Tamayo, la madre de Orlando Zapata, habló con Montevideo Portal sobre la represión sufrida durante los últimos días en las manifestaciones y sobre las consecuencias de la muerte de su hijo en su vínculo cotidiano con la isla: “Debemos decirle a la prensa internacional que hemos sido reprimidas como nunca, era lo último que le quedaba por hacer a los hermanos Castro. Nosotras sólo llevábamos un gladiolo en la mano y reclamamos la libertad y la memoria de mi hijo, nosotros no agredimos a nadie, no ofendemos, no llevamos armas, ni provocamos a nadie. Ellos usaron la violencia, nos han arrastrado en el fango y nos golpearon. Tengo 61 años de edad, perdí a mi hijo, asesinado con premeditación.
¿Cómo concilia la muerte de su hijo con la lucha en la disidencia?
Tengo un dolor profundo, pero uso mi fuerza de alma y corazón para poder explicarle al mundo cuál es la trayectoria que sufrió mi hijo; mi corazón está herido para toda la vida. No tuvieron compasión, cuando me tiran al piso, me arrastraron y me decían, negra de mierda, dale. Yo no entendía que me tenía que montar en la guagua (ómnibus, en este caso policial). Estos dos últimos días han sido de una represión muy grande. Ellos iniciaron una emboscada, andan en guagua y ya la tenían preparada por si decidíamos ir a manifestarnos a otro lugar. Les falta sacar una ametralladora, porque saben que están asfixiados y que cada día tendrán menos prestigio y menos moral ante el mundo, por lo que le están haciendo a las damas de blanco.
¿Trató de convencer a su hijo para que desistiera de la huelga?
¿Cómo no voy a decirle que desista? Los hermanos aquí se lanzaron de las provincias orientales a Camaguey y el primer secretario del Partido les tiró una turba (represión), y golpearon y arrastraron a las mujeres y los hermanos. A una le agarraron de los pelos a otro caballero le partieron la boca. Ellos dicen que nadie de las hermanas de blanco pidieron salvar a Zapata. Lo tuvieron 18 días sin tomar agua son unos asesinos. Yo vi a mi hijo a los 53 días porque ellos no me dejaban verle, ellos no me dejaron, me declaré en huelga allí y nos llevaron obligados para oriente y tuve que hacer un plantón con los hermanos que pudieron llegar, poner mi casa llena de carteles, una foto de mi hijo que se encontraba en estado crítico. ¿Con qué objetivo le quitaron el agua? Era para que se fuera agravando porque ellos sabían que el no se iba a comer la comida del penal, ni a ponerse la ropa de preso. Mi hijo tenía un calentador y se lo quitaron, estuvo un mes tirado en el piso como un perro ¿De qué hablan los hermanos Castro? ¿Qué pretenden?
Hospital de Santa Clara,
GUILLERMO FARIÑAS
Tras la muerte de Zapata el sicólogo Guillermo Fariñas comenzó una huelga de hambre en reclamo de la libertad de 26 presos políticos que se encuentran en delicado estado de salud en las cárceles cubanas. Con 48 años, ésta es su 23ª huelga de hambre contra el régimen. Hace 25 días comenzó la huelga de hambre en su casa y la semana pasada debió ser hospitalizado por una descompensación.
Según informaron sus allegados a Montevideo Portal, se encuentra de buen ánimo pero su organismo está “colapsado” por las sucesivas huelgas de hambre. Se comunica por teléfono con sus familiares, que tienen algunas dificultades para comunicarse con él.
Le piden todos los días que deponga la huelga, “que hace falta vivo”, pero él se “rehúsa”. Fariñas habló con Montevideo Portal, desde la cama ocho del Centro de Terapia Intensiva del Hospital Provincial Arnaldo Castro, en la ciudad de Santa Clara:
¿Cómo se encuentra su salud?
Ayer tuve como un espasmo esofágico, que es que las bacterias hacen que los gases de los intestinos que están vacíos, suban y eso produce un dolor en el pecho y en la espalda que ayer cerca del mediodía me sentí muy mal. Primero se pensó que era un infarto y se produjo la alarma con todo esto, porque cuando se realizó un electrocardiograma y se comprobó que no había ningún problema cardiológico.
¿Qué hará si el gobierno niega la liberación de los 26 presos enfermos?
Iré hasta las últimas consecuencias
¿No tiene miedo de morir, como le ocurrió a Zapata?
Lo único que tengo temor, es que me conciencia me diga que no hice suficiente para que no ocurra lo mismo que ocurrió con Zapata. Estamos en manos de dios, solo somos un instrumento de él, si morimos es porque nuestra muerte es necesaria.
Usted es hijo de revolucionario, su padre peleó con Guevara en el Congo. ¿Cómo fue el proceso de pasar a la disidencia?
Fue un proceso largo, porque no solamente provengo de una familia revolucionaria sino que yo mismo fui revolucionario. Hace dos días en la mesa redonda Alonso Falco dijo con mucho odio en su rostro que los peores contrarrevolucionarios éramos los conversos. Nosotros conocemos las entrañas del aparato político cubano. Uno se siente engañado y manipulado. En 1980 fuimos movilizados en la Escuela Camilito, como precadetes para formar oficiales de las Fuerzas Armadas. Fuimos movilizados a La Habana y cuando llegamos nos dimos cuenta que había una cantidad alta de personas que querían huir del país, esto nos sorprendió en la ingenuidad de nuestra adolescencia, yo tenía 17 años y ese fue mi primer choque. El segundo choque fue ver la crueldad con la que actuaban las tropas cubanas en Angola, cuando estuve allá.
Cuando arribamos a la URSS y me percaté de los altos índices de corrupción, prostitución y alcoholismo, en una sociedad que se decía perfecta. Era el modelo del socialismo y no había resuelto una serie de problemas sociales en más de 70 años. Esto fue influyendo en nuestra cosmovisión. Por suerte y ahí debe haber estado la mano de Dios, por un accidente no pude terminar la carrera militar en la URSS y tuve que comenzar una carrera civil aquí en Cuba. A partir de ahí, en 1989, ya graduado, me opuse al asesinato legalizado del General Ochoa Sánchez, por lo que me expulsaron de la Unión de Jóvenes Comunistas y asumí el estatus de ciudadano cubano no confiable. Fui trasladado a la Provincia de Santi Espíritu, no se nos otorgó vivienda porque no éramos confiables. Encontré trabajo como sicólogo en La Habana y fui electo Secretario General del sindicato del Hospital Infantil y denunciamos las corrupciones de la directora de este centro asistencial que se robaba y vendían en el mercado negro las donaciones de la Unión Europea.
¿Nunca pensó en salir de la isla?
Respetamos y comprendemos la presión a la que es sometida toda la ciudadanía cubana, por parte del aparato de control social. Uno de los mayores métodos de evitar estos controles es huir hacia el exterior, pero nosotros consideramos que no debe ser este el camino. Aquí podemos luchar, aspiramos a ser o prisioneros políticos o opositores pacíficos en la calle. No aspiramos a exiliarnos.
Recientemente Pablo Milanés, realizó declaraciones en su apoyo, señalando que si usted muere Castro debe hacerse responsable. ¿Cómo se enteró de estas declaraciones y cómo las sintió?
Yo me enteré por teléfono, me llamaron desde la prensa internacional y me leyeron las declaraciones. Yo me siento muy orgulloso de eso, porque es uno de mis intérpretes favoritos, su canción Yolanda es una de las que más me gusta. Pero entré en un estado de miedo por su persona porque no dijo “los castro”, dijo “si dejan morir a Guillermo Fariñas el culpable sería Fidel Castro” y esto de personalizar la culpabilidad tiene un alto costo político en Cuba. Temo por la integridad física de Pablo Milanés. Siendo un hombre de izquierda, sea capaz de poner en juego su bienestar material como famoso compositor y su integridad física como ser humano, es una persona que a pesar de sus ideas políticas pone el respeto de la vida humana por encima de cualquier ideología.
El diario Granma publicó que usted tuvo conductas violentas en el pasado.
Yo ya he refutado eso, pero me recuerda uno de mis libros favoritos 1984 de George Orwell donde el protagonista trabajaba en el Ministerio de rehacer la historia. Parece que hay alguna persona que trabaja en el Ministerio de rehacer antecedentes penales y a Zapata y a mí nos ponen como un delincuente común. La verdad puede estar coja, pero la mentira siempre está inválida.
En las últimas horas, usted trató de convocar a Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que trate el tema. ¿Con qué objetivo realizó ese planteo?
Tras la golpiza que recibieron las damas de blanco al salir de la iglesia Santa Bárbara. Para golpear a estas mujeres tiene que haber una orden directa de Raúl o Fidel Castro. El aparato de Estado a acudido al terror para tratar de amedrentar a la oposición pacífica. Las ofensas y los golpes a la madre de Zapata, implica que están tratando de aterrorizar. La oposición pacífica a madurado lo suficiente como para no dejarse amilanar. Estamos pidiendo que los jefes de Estado o países que han condenado la actitud de Cuba convoquen a Consejo de Seguridad de la ONU para que analice posibles fallecimientos de opositores pacíficos, disidentes y miembros de la sociedad civil que se manifiestan opuestos al régimen. Este camino puede traer un posible derramamiento de sangre.
Montevideo Portal/ Pablo Méndez
http://www.montevideo.com.uy




¡LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS CUBANOS!
RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA

SOCIALISTA URUGUAYO CONDENA A LA DICTADURA




Ecos
Mensajes
Condena a Cuba
Importan más los derechos humanos
Isabelino Otim | Montevideo


@| "Por estos días se está hablando y mucho, con distintos puntos de vista, sobre la situación que está viviendo el pueblo cubano, más concretamente los detenidos de conciencias.
No creo que hacer una declaración en contra del régimen que hoy impera en Cuba, teniendo en cuenta los reclamos que están haciendo los presos políticos de esa nación hermana, sea inmiscuirse en las decisiones internas de un país. Inmiscuirse creo que es cuando alguien quiere marcarle el camino a un gobierno, de cómo debe conducir su política económica, productiva, social, comercial, etc.
Ahora, hacer una declaración de reclamo sobre los derechos humanos de los ciudadanos de una nación, no es inmiscuirse en la interna de esa nación.
Los derechos humanos son universales y son parte de la vida misma. Ningún régimen, y mucho menos si es dictatorial, tiene derecho de violentarlo pretendiendo proteger ese régimen que dicha sociedad en este caso no eligió.
Es notorio que la revolución de Cuba, que se inició a mediados del siglo pasado, ha llegado a su agotamiento. Si la misma en su momento fue la alternativa al régimen de Batista, esa alternativa hoy se volvió en contra de la sociedad actual.
Existen dos aristas que hacen que el pueblo cubano hoy sufra la falta de libertad para elegir nuevas alternativas para continuar con su existencia, a su buen entender y saber. El no levantamiento del bloqueo por parte de los EE.UU., cuando el régimen castrista perdió a su principal aliado, en el momento en que se produjo la perestroika realizada por Mijail Gorbachov, en la antigua Unión Soviética, y una falta de apertura hacia la democracia por parte del propio régimen en ese momento.
Es un régimen que se proclama socialista. El socialismo no es prohibición de nada; el socialismo es libertad, democracia, donde tiene cabida la concordancia o la disidencia, pero con libertad.
Cabe señalar ademas que el capitalismo que tanto ha combatido el régimen castrista es una dictadura económica, donde el que tiene vive, el que no tiene vive de las migajas que deja el que tiene, y el que no tiene ni llega a las migajas, vive en la pobreza y la marginación. Mientras, el comunismo es una dictadura ideológica, donde el que piensa diferente va preso o debe exiliarse para que cuatro paredes y una puerta enrejada no lo prohíba de su libertad.
Es inconcebible que el régimen castrista utilice el socialismo para definir lo que no es otra cosa que una dictadura, que atenta contra una sociedad que dice defender del imperialismo yanqui.
Socialismo podemos considerar el de Francia, el de España, de Brasil, el de Chile, el nuestro en la administración que acaba de terminar y por el cual no podemos hacernos los distraídos y mirar hacia el costado, ignorando lo que está sufriendo el pueblo cubano. Sentirse Socialista y serlo, lastima y duele lo que está pasando en la Isla.
En el socialismo no hay lugar para las dictaduras, ni para los regímenes que no valoran la vida humana sobre las ideologías y atentan contra la libertad de expresión y de pensamiento, esencia del propio socialismo."

EL PAÍS DIGITAL http://www.diarioelpais.com.uy



¡LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS CUBANOS!
RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA

jueves, 18 de marzo de 2010

HOY TODOS SOMOS RESISTENCIA, HOY TODOS SOMOS CUBANOS LIBRES, TAMBIÉN LOS URUGUAYOS




LLAMAMIENTO DE LA RESISTENCIA CUBANA

El sacrificio de Orlando Zapata Tamayo ha cristalizado la realidad cubana: por una parte una dictadura de 51 años de existencia totalmente reacia a un tránsito hacia la democracia. Por otra parte, una creciente resistencia de la ciudadanía cubana absolutamente consagrada, como se ha mostrado repetidamente, al logro de la libertad y la democracia por vía de la lucha cívica noviolenta.
La lucha del pueblo cubano por su libertad es una realidad objetiva y la única opción factible para los cubanos en su deseo de cambio. Ante esto, nosotros, representantes de la Asamblea de la Resistencia Cubana debidamente constituida, planteamos una plataforma de trabajo destinada a acelerar y consolidar el cambio democrático en Cuba.
Ante el asesinato del mártir del pueblo, Orlando Zapata Tamayo, al margen de lo que harán o no harán los Estados Unidos, Europa o América Latina la pregunta es, ¿que más podemos hacer los cubanos? ¿Cual es el llamado que nos hacen mártires como Orlando Zapata Tamayo y todos los que han ofrendado sus vidas en aras de la libertad?
La respuesta es la acción. Con nuestra participación y con nuestros recursos, ya que ESTA LUCHA ES NUESTRA. Aceptamos y aceptaremos la ayuda de todos aquellos que amen la democracia cubana y quieran ayudarla, pero nuestra lucha no puede depender de recursos foráneos. Necesitamos del respaldo de nuestro exilio.
Es con esta visión que proponemos una plataforma de lucha para ahora mismo, capaz de aglutinar y canalizar la voluntad de liberación de los cubanos. Esta plataforma consiste en:
2. La no cooperación de la población cubana con la dictadura a todos los niveles. El rechazo de todos los cubanos, dentro y fuera de la Isla a las falsas votaciones al Poder Popular convocadas por la dictadura para finales de abril de este año.
3. El respaldo a los presos políticos y sus familiares.
4. El respaldo a la resistencia cívica.
5. La lucha de solidaridad internacional.
6. Las comunicaciones con el pueblo cubano.
Este es el momento para la acción. Juntos, ¡Todos Somos Resistencia!
DESDE URUGUAY AÑADIMOS : HOY TODOS SOMOS CUBANOS LIBRES, HOY TODOS SOMOS RESISTENCIA. URUGUAYOS, ¡A DIFUNDIR LO QUE ESTÁ PASANDO EN CUBA Y A SER RETAGUARDIA DE LOS VALEROSOS COMBATIENTES POR LA LIBERTAD!
LA RED AGRADECE AL PROGRAMA DE RADIO SARANDÍ "LAS COSAS EN SU SITIO" POR SU DENUNCIA DE LA DICTADURA EN CUBA, Y A TODOS LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN URUGUAYOS QUE ESTÁN DIFUNDIENDO LA REPRESIÓN CONTRA LAS DAMAS DE BLANCO . ¡CUBA SERÁ LIBRE,CARAJO!


¡LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS CUBANOS!
RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA

Estamos también en http://blogs.montevideo.com.uy/cuba

REPRIMEN A LAS DAMAS DE BLANCO.URUGUAYOS :¡SOLIDARIDAD MILITANTE!




Internacional
Castro endurece la represión en contra de las Damas de Blanco
La Habana. Policía pone fin violentamente a marcha; reclamo de Amnistía

AFP Y EL PAÍS DE MADRID

De los insultos y gritos de la jornada anterior, se pasó a los empujones y a los golpes. El tercer día de protesta de las Damas de Blanco para reclamar la liberación de sus esposos y familiares derivó casi en una batalla campal en plena calle.

La marcha de las familiares de los prisioneros en Cuba desde la primavera de 2003 por "conspirar" con Estados Unidos fue reprimida por el gobierno y varias protagonistas fueron arrastradas y sufrieron lesiones leves.

A diferencia del martes, cuando una contramanifestación pro gubernamental interrumpió a gritos el desfile de las Damas de Blanco en el barrio del Vedado, ayer, en el suburbio de Párraga, la situación se crispó y llegó a haber violencia.

Las mujeres esta vez eran una treintena, e iban encabezas por Reina Tamayo, madre de Orlando Zapata Tamayo, fallecido el 23 de febrero después de 85 días en huelga de hambre. Después de asistir a una Misa en la iglesia de Santa Bárbara, las damas caminaron hacia la casa de un ex preso político.

"Íbamos andando pacíficamente y de pronto comenzó el acto de repudio", relató una de las mujeres. Eran unas 300 personas, y también había un notorio despliegue de agentes de civil y policías, que seguían de cerca los incidentes.

Al principio fueron los gritos de costumbre: "vendepatrias", "gusanas" ¡Viva la revolución!; y también las habituales replicas de las Damas, "¡Viva Zapata! ¡Libertad para los presos!". Por momentos la situación llegó a ser de gran tensión.

Ante la negativa del grupo de mujeres a entrar en ómnibus de la policía para evacuarlas del lugar, -"esto es un secuestro", decían-, fueron obligadas a empujones, arrastradas en algunos casos, por agentes de civil y mujeres de uniforme.

Al final, la policía las condujo a la casa de Laura Pollán, una de las líderes del movimiento que aglutina a más de un centenar de esposas, madres y familiares de los 53 presos del grupo de los 75 que todavía siguen en prisión. Pollán afirmó que estaba toda magullada y que creía que le habían roto un dedo. También dijo que otras mujeres estaban en iguales condiciones.

Después de que algunas acudieran al hospital, las Damas de Blanco volvieron a retar a las autoridades. "No nos van a amedrentar", dijeron, atrincheradas en casa de Pollán. El grupo expresó que saldrán cada día a la calle hasta el próximo domingo 21, cuando terminarán sus siete jornadas de protesta -una por cada año de cárcel cumplido por sus familiares- en demanda de la libertad de los 53 opositores del grupo de los 75 que todavía permanecen en prisión.

En tanto, Amnistía Internacional instó a Cuba a liberar a todos los "presos de conciencia" y a revocar las leyes que restringen algunas libertades. En un comunicado señaló también que ha pedido al presidente Raúl Castro, que permita a los expertos de ONU observar la situación de Derechos Humanos en la isla y facilite en su país el trabajo de las ONG.

"Las leyes cubanas imponen límites inaceptables al derecho a la libertad de expresión, de asociación y de reunión. Cuba necesita desesperadamente reformas políticas y jurídicas para estar en consonancia con las principales normas internacionales de Derechos Humanos", afirmó Kerrie Howard, directora adjunta del Programa Regional de Amnistía para América.

El canciller uruguayo, Luis Almagro, dijo a El País que se reunirá la próxima semana con funcionarios de la embajada de Cuba en Uruguay para recabar información directa sobre la muerte de Orlando Zapata. También hablará con organismos de derechos humanos. "Empujar a Uruguay a una condena es precipitado, no hay datos suficientes. Hay información contradictoria", indicó.


El País Digital

¡LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS CUBANOS!
RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA

domingo, 14 de marzo de 2010

¿MUJICA JUSTIFICA EL ASESINATO DE ZAPATA?



¿ALINEÁNDOSE CON EL CASTRO-CHAVISMO? .


En Bolivia Evo Morales (según AFP) repitió la versión castrista sobre el asesinato de Orlando Zapata, y según “La República”,bajo el título “EVO Y MUJICA DEFIENDEN A CUBA” : “José Mujica planteó que ‘el gobierno cubano podrá encontrar los caminos necesarios para que la sociedad internacional lo respete y no tenga que hacerle estos reclamos y tenga y mantenga asegurada su independencia y soberanía como país, a lo que tiene derecho’.Sin embargo se lamentó porque ‘los seres humanos todavía vivimos en la prehistoria, no hemos podido decir adiós a las armas’.
DECLARACIÓN AMBIGUA, SI LAS HAY, QUE NO DICE NADA,AL ESTILO DE LA FAMOSA FRASE MUJIQUISTA “COMO TE DIGO UNA COSA, TE DIGO LA OTRA”
SI NO DESMIENTE EL TITULAR DEL MATUTINO FRENTISTA-CASTRISTA, QUEDARÁ ALINEADO CON LA DICTADURA COMO EL BOLIVIANO.

¡LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS CUBANOS!
RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA

martes, 9 de marzo de 2010

CINISMO DE LA DICTADURA Y CENSURA A LA RED




LA DICTADURA SE ADELANTA A JUSTIFICAR SU CRIMEN
La tiranía comunista que oprime a Cuba hace más de 51 años trató de “justificar” el asesinato de Orlando Zapata calumniando al patriota después de muerto.
Ahora trata de adelantarse a la posible muerte en huelga de hambre de Guillermo Fariñas, calumniando al patriota antes de que ese fallecimiento se produzca,por si se produce.
Sus lacayos serviles de todas partes, los comunistas sobrevivientes y sus secuaces, repiten todo lo que diga “Granma” u otras cloacas de la dictadura.
En Uruguay no son una excepción los miembros del antinacional y antidemocrático PCU y otros marxistas-leninistas-castristas.
No podrán con estas maniobras ocultar ante el mundo su rostro monstruoso de régimen criminal.

TRATAN DE SILENCIAR A LA RED
Primero lograron que la dirección del blog de la Red Uruguaya por Democracia para Cuba esté prohibido en Facebook, y cuando se intenta entrar por esa via, dice que es “abusivo”.
Ahora en ocasiones cuando se entra directamente, dice que “ha sido eliminado”. Si se insiste se puede entrar.
Tenemos un blog alternativo si no pueden entrar a éste : http://blogs.montevideo.com.uy/oriental


¡LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS CUBANOS!
RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA

domingo, 7 de marzo de 2010

CARTA AL DICTADOR


Carta de Guillermo Fariñas a Raúl Castro
Santa Clara, 5 de marzo del 2010.

A: Raúl Castro Ruz, General de Ejército y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba.

General como usted debe saber, como viejo militar, que los vínculos entre compañeros de armas son unas relaciones que van más allá de las ideologías y de las posiciones políticas. Como debe estar plasmado en los archivos del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, quien suscribe fue combatiente en la República Popular de Angola y de haber continuado en la vida castrense ostentaría el grado de Coronel.

Tres compañeros míos, muy cercanos a usted, me han enviado sendos mensajes para ponerme al tanto que usted dio las órdenes pertinentes para que se me dejara morir, tras el escándalo internacional por el asesinato de Orlando Zapata Tamayo y para que la huelga que llevamos a cabo un grupo de cubanos, cese.

Quiero decirle que me considero un auténtico patriota y que reconozco que cuando único fui mercenario, fue al servicio de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y bajo sus órdenes, en África. El hecho de que usted considere que mi muerte es necesaria, para mí constituye un honor, pues dice una de las estrofas de nuestro Himno Nacional: “QUE MORIR POR LA PATRIA ES VIVIR”.

En las actuales circunstancias, por las que pasa mi patria y mis hermanos de lucha le agradezco el permitirme morir ante la opinión pública nacional e internacional, por mis ideas prodemocráticas y que Dios se ampare de nuestra tierra y de su alma.

Licenciado en psicología
Guillermo Fariñas Hernández
Expreso político en tres ocasiones,
bibliotecario y periodista independiente.

(Cubanet)

¡LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS CUBANOS!
RED URUGUAYA POR DEMOCRACIA PARA CUBA